EL VIAJE DEL HEROE “CONOCERCE A SI MISMO”

Los estudios de expertos a través de toda la humanidad han subrayado como los mitos de todas las culturas no hacen más que contar la historia arquetípica del viaje del héroe. El contexto y los personajes pueden variar, pero la historia sigue siendo más o menos la misma.

A continuación propongo una forma sencilla, pero útil para entender de qué se trata este viaje, por supuesto cada uno podrá encontrar su propia interpretación del viaje que realiza el héroe.

Todo empieza con el viaje de un joven inexperto, que parte en busca de fortuna, donde se encuentra con autoridades terrenales (Padres, profesores y representantes de la iglesia, autoridades civiles, vecinos, amigos, etc.),  luego encuentra el verdadero amor (La pareja). Se configura ahora en una ser completo y poderoso listo para emprender el viaje, hacia un mundo de aventuras.

Terminada la fase anterior (Terrenal) el héroe se enfrenta a una autoridad más grande que lo invita a considerar su mundo, entonces este se retira y en soledad, aprende a conocer los procesos de la vida, toma consciencia de las fuerzas interiores (Fuerza), lo que lo lleva a enfrentar una prueba muy difícil (Aspectos oscuros de la dualidad, como por ejemplo los siete pecados capitales), pierde todo (La fe, la familia, la salud, la muerte, la fortuna, un accidente, una separación,  etc.). Es en estos momentos aprende a manejar las fuerzas, aparece la templanza.

Concluido este trayecto mental, el héroe empieza la última fase de su viaje, tras vencer (Integrar) sus miedos más recónditos (El Diablo, el complejo, la oscuridad, la materia, etc.) y haber vencido su orgullo (Ego) (Este no sigue al complejo, sino se rinde al Sí mismo). Ahora el  héroe sale y encuentra el cielo,  pero antes debe enfrentar la prueba final "El Juicio" (Su propia conciencia) y finalmente se hace merecedor y digno de la recompensa mas grande "UNIDAD", ahora puede reconocerse solo en  dos palabras a sí mismo, y conoce el significado y la fuerza de las mismas "YO SOY".

Ahora, que tiene que ver este viaje con cada uno de nosotros, “TODO” ya que cada uno de nosotros hemos decidido realizar este viaje, cuando nacemos. Ahora puede ser que lo recorramos sin conciencia, pero de igual forma lo realizamos; la situación es que cuando no somos consientes de este viaje puede que nos quedemos atrapados en alguna a etapa, por lo general en la primera fase, la terrenal, o a veces avanzamos a la segunda etapa sin darnos cuenta, cuando nos enfermamos,  o vivimos un accidentes, o desamores, envidias, rencores, vanidades, infidelidades, quiebras, la muerte, sumisión, deseo enfermizo de poder etc.  Algunos piensan que es la suerte ó un karma  que le toco vivir, así que buscan retornar rápidamente a un sitio seguro, conocido (Por no enfrentar e integrar los miedos), ejemplo retornar a la familia, a la pareja (relación de necesidad)  o a una autoridad religiosa, económica  ó política, todos estos deseosos de tener el control de sus vidas, puesto que la mayoría de estos,  de igual forma viven en el miedo  y para el miedo, viven desde afuera (exterior).

Quien decide recorrer el camino con conciencia y marca claramente las etapas en las que se encuentra, se le puede observar como  avanza victoriosamente hasta la tercera etapa, a la  UNIDAD  donde se le reconoce como un héroe;  así aparece: Superman, Aragorn y frodo del Señor de los Anillos,  Jake Sully el personaje protagónico de Avatar, Gandhi, Madre Teresa de Calcuta, etc,  héroes que sirven de inspiración. Para recrear sus vidas el séptimo arte o los medios nos transportan a un mundo mágico lleno de efectos especiales, efectos que verdaderamente son recogidos de la experiencia que la vida nos regala, ya que la vida está llena de los más maravillosos “Verdaderos Milagros”, los cuales están  ahí esperándonos a que los veamos, y que solo  somos capaces verlos cuando vivimos en el “Eterno presente”. 

Propongamos un camino para poderlos VER, un camino que nos permita vivir con conciencia, un camino que nos permita “CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS”.

“Conocerse a sí mismo” es necesario, si queremos alcanzar algún grado de Sabiduría. Conocerse es llegar a ser consciente de los diferentes CUERPOS, que componen nuestra verdadera naturaleza, tanto humana como divina; conocer la composición como la estructura, no tan sólo de nuestro mecanismo físico, sino también del psíquico, mental y espiritual de nuestro verdadero ser; desde los "cuerpos" más densos hasta los más sutiles; de los PRINCIPIOS que animan dichos cuerpos, de las necesidades que nos hacen sentir y de los estados de conciencia que les corresponden.

Todos nos hemos observado un poco, y tratamos de conocer cuáles son algunas de nuestras tendencias, buenas o malas, mentales o emocionales, y decimos: ¡Ya me conozco! Pero todavía no nos conocemos, ni siquiera nos hemos aproximado a nuestro mundo interior. En realidad, hoy en día, no existe ninguna representación del ser humano completa que abarque íntegramente su gran complejidad; por ello no hay que extrañarse de que las Religiones y los diferentes sistemas filosóficos no hayan tenido la misma concepción de su estructura y composición integral.

“Los Hindúes, por ejemplo, dividen al hombre en 7, y los Teósofos también han adoptado esta división. Los Astrólogos lo dividen en 12, en correspondencia con los doce signos del Zodiaco, y los alquimistas en 4, de acuerdo con los cuatro elementos (Tierra, Fuego, Aire y Agua). Los Cabalistas han escogido el 4 y el 10: los cuatro mundos y los 10 Sefirots. En la Religión de los Antiguos Persas, el mazdeísmo, y después en el maniqueísmo, el hombre se divide en 2, de acuerdo con los dos principios del BIEN y del MAL, de la Luz y las Tinieblas, Ormuzd y Ahrimán. En cuanto a los cristianos, a menudo lo dividen en 3: Cuerpo, Alma y Espíritu. Aún añadiremos que ciertos esoteristas han escogido la división del 9, porque repiten el tres en los tres mundos, Físico, Espiritual y Divino.

¿Dónde está la verdad? "Está en todos. Depende del punto de vista con el que se observe al hombre. Por eso no hay que rechazar ninguna de estas divisiones. Estas divisiones sólo son medias para presentar tal o cual aspecto de la realidad. No se contradicen entre ellas porque cada una es verdadera desde un punto de vista distinto.

Cuando escuchamos estas afirmaciones, aparentemente tan extrañas, que el hombre posee o poseemos varios cuerpos, surge en la mente de cualquier persona normal una sonrisa de escepticismo natural. Pero debemos comprender, que el ser humano no nace como cuerpo físico y después lo habita un alma, su andanza en el universo no empieza aquí en este planeta y en este plano físico. Sino que él “desciende desde lo alto” y se introduce en un cuerpecito de bebé y le da la vida. Antes de nacer, nuestro Ser ya está en otros planos, en otras dimensiones, por lo tanto allí también necesita “cuerpos sutiles” para moverse o manifestarse como en el mundo físico. Por lo tanto, cuando nacemos ya poseemos varios cuerpos o vehículos de energías diferentes, aunque ahora no todos sean consciente de ello."

Este articulo, no termina aquí, será este una primera etapa,  como las trilogías tan de moda ahora. Por la importancia y profundidad  que revisten estos temas tratados; temas  que no quiero alargar para facilitar su lectura y comprensión. Como avance para el segundo artículo me referiré para que  sirven dichos cuerpos y estudiaremos cada uno de estos. Finalmente doy gracias, a los autores que encuentro en la red, y que me permiten darle forma a este artículo, verdaderos milagros “Efectos especiales” que el AMOR nos entrega a cada instante.


Reflexión de la Semana:
Esto es muy cierto:
"Si hemos muerto con Él, también viviremos con Él;
Si sufrimos con valor, tendremos parte en su reino;
Si le negamos, también el nos negará;
Si no somos fieles, Él sigue siendo fiel,
porque no puede negarse a sí mismo."
(Carta a Timoteo 1, 11 - 12 - 13)

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS