Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

DEL EGO AL CORAZON PARTE II

Imagen
I: LA TRANSICIÓN A LA CONCIENCIA BASADA EN EL CORAZÓN HA COMENZADO ENTONCES. Así, terminaba el artículo de la semana anterior.
En esta etapa dos sobre la transición del EGO al CORAZÓN es la invitación a estar conscientes de nuestras ataduras a la conciencia basada en el ego, la importancia de reconocer y liberar las emociones y pensamientos que van con ella: Cuando nosotros dejamos de identificarnos a sí mismos con el ego, al principio estamos en un estado de confusión acerca de quiénes somos. Nosotros nos hacemos preguntas acerca del significado de la vida, acerca del bien y el mal, acerca de lo que nosotros realmente sentimos y pensamos.

En realidad, nosotros ahora estamos dando un paso hacia nuestro interior. Nosotros comenzamos a ser conscientes de nuestra singularidad e individualidad. Recordamos que hay una parte de nosotros que no es dependiente de nada de lo que los rodea: pareja, padres, hermanos, trabajos, amigos, maestros, etc. ni siquiera nuestro cuerpo.

Vivir de acuerdo a l…

DE LA TRANSICION DEL EGO AL CORAZON

Imagen
El gran terapeuta que fue Carl Gustav Jung revolucionó el paradigma mecanicista de la psicología, recalcando la importancia del inconsciente por sobre la del consciente, lo misterioso en lugar de lo conocido, lo místico en lugar de lo científico, lo creativo en lugar de lo productivo y lo religioso en lugar de lo profano.
Uno de sus conceptos claves es el «inconsciente colectivo», fundamento del inconsciente personal, y que vincula al individuo con el conjunto de la humanidad. Descubrió que en los sueños y los mitos subyacen elementos de este inconsciente colectivo que él denominó «ARQUETIPOS».
De la amplia gama de Arquetipos existentes, cinco de estos son los que han alcanzado un desarrollo superior a cualquier otro: Ánima (relación niño con la madre), Animus (relación niña con el padre), Ego, Sombra, Si-mismo "Dios".

"EL EGO": En el artículo de la semana anterior terminaba este, plasmando el gran dolor que sentí al darme cuenta de la forma como actúo “con rigidez y…

"EL DOLOR DE NO ACEPTAR LA SOMBRA EN MI SER INTERIOR"

Imagen
El dolor que he sentido desde que empecé a trabajar en mí ser interior, ha sido el resultado del brusco desvanecimiento de la realidad que yo mismo había creado, dolor del cual me hago único responsable. El entendimiento de mi naturaleza humana y de la realidad creada la he sentido de una manera tan real como puede sentirse el viento en la cara, y que me ha permitido profundos cambios internos en mi persona y por los cuales seguiré trabajando. Los Cambios relacionados con una diferente percepción de mí mismo y de la realidad, lo cual se traduce inmediatamente en un cambio total, que he experimentado en mi misma vida. El hecho de ser ahora consciente de lo que ocurre detrás de bambalinas, me permite moverme por este escenario con la seguridad que el trabajo me llevará a una vida de seguridad y confianza en mí mismo, y en general por todo lo que sucede a mí alrededor, que jamás antes había sentido ni había imaginado que pudiera sentir.
Jesús ha resonado en mi corazón con una extrema dul…

EL DOLOR EN NUESTRAS RELACIONES

Imagen
"El ego del ser humano desea tener siempre algo que se encuentre fuera de él y no le agrada la idea de tener que extinguirse para ser uno con el todo"

Que pasa cuando no nos hacemos responsables de nuestras decisiones y de la realidad que hemos creado, buscamos siempre un culpable fuera de nosotros del cual no tenemos control y que nos lleva a sentir un gran vacío, soledad y temor. Lo que nos facilita tener un foco externo culpable de todas nuestras desdichas y/o temores es poder juzgar a ese ser con gran frialdad, ya que le acusamos de no compadecerse de nosotros y no darnos lo que queremos.
En días pasados sostenía una conversación con un gran amigo, que me comentaba de como todo en su vida parecía desmoronarse, su salud, su trabajo y su vida familiar, principalmente su vida de pareja que se estaba viendo seriamente afectada; en mi ánimo de ayudarle pedí a Dios que me permitiera ser su instrumento para poder llevarle un mensaje de aliento y de esperanza.
Ya Dios por fortuna…