Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

CONÓCETE A TI MISMO

Imagen
El artículo de la semana anterior titulado “Cuantos  yo reconozco” nos introducía en los fundamentos de la psicología propuesta por Carlos Gustavo Jung. En este articulo se nos planteaba como nuestra psique está conformada en tres partes; la primera de estas partes es el “yo”, el cual nos decia que esta se idéntica con la mente  consciente, una segunda parte llamada el inconsciente personal y la ultima parte  planteada como el inconsciente colectivo. Jung  represento cada una de estas partes con unos arquetipos.  
Un arquetipo es un símbolo universalmente entendido, o término  o el patrón de comportamiento; un prototipo sobre el cual otros se copian, con dibujos, o emulado. Los arquetipos son de uso frecuente en los mitos y cuentos de distintas culturas. En psicología, un arquetipo es un modelo de una persona, la personalidad o la conducta.
Los arquetipos se supone que han estado presentes en el folclore y la literatura desde hace miles de años, incluyendo obras de arte prehistórico. E…

CUANTOS “YO” RECONOZCO

Imagen
La teoría de Jung divide la psique en tres partes. La primera es el Yo, el cual se identifica con la mente consciente. Relacionado cercanamente se encuentra el inconsciente personal, que incluye cualquier cosa que no esté presente en la consciencia, pero que no está exenta de estarlo. El inconsciente personal sería como lo que las personas entienden por inconsciente en tanto incluye ambas memorias, las que podemos atraer rápidamente a nuestra consciencia y aquellos recuerdos que han sido reprimidos por cualquier razón. La diferencia estriba en que no contiene a los instintos, como Freud incluía. Después de describir el inconsciente personal, Jung añade una parte al psiquismo que hará que su teoría destaque de las demás: el inconsciente colectivo. Podríamos llamarle sencillamente nuestra “herencia psíquica”. Es el reservorio de nuestra experiencia como especie; un tipo de conocimiento con el que todos nacemos y compartimos. Aún así, nunca somos plenamente conscientes de ello. A partir d…

LOS NIÑOS NACEN SIN EGO

Imagen
Articulo tomado textualmente de  un interesante libro que estoy leyendo "EL LIBRO DEL EGO" de OSHO:
Los niños nacen sin ego. El ego lo enseñan la sociedad, la religión, la cultura. Seguramente habréis observado a los niños pequeños. No dicen: «Tengo hambre». Si el niño se llama Bob, dirá: «Bob tiene hambre. Bob quiere ir al baño». No tiene sentido del «yo». Se refiere a sí mismo en tercera persona. Bob es como la gente lo llama, y él se llama a sí mismo Bob. Pero llegará un día... Cuando empiece a hacerse mayor le enseñaréis que eso no está bien. «Bob es como te llaman los demás; tú no tienes que llamarte Bob a ti mismo. Tienes una personalidad distinta y tienes que aprender a decir "yo".»
El día en que Bob se convierte en «yo» pierde la realidad del ser y cae en el oscuro abismo del delirio. En cuanto empieza a referirse a sí mismo como «yo» se pone en funcionamiento una energía completamente distinta. El «yo» quiere crecer, fortalecerse; quiere esto, lo otro. Quier…

SOBRE LOS CAMINOS DEL AMOR

Imagen
La semana pasada en el regreso de un viaje, conversaba en el avión con una compañera de trabajo sobre un aparte del libro “De Parte de la Princesa Muerta” el cual me recordo un articulo de este querido blog “Dios y la Unidad de las Religiones”; en este artículo  expresaba en su momento,  que todas las religiones buscan el mismo objetivo el cual es encontrar a Dios. Decia ademas que sólo hay un Dios único y que no vale la pena que la gente discuta o pelee por defender una religión contra otra. Hoy confirmo aún mas que la  religión de cada uno busca el AMOR universal independiente de la “religión” de tengamos cada uno de nosotros.
Una de estas religiones y de cual hago hoy  mención son los Derviches; en esta religión la manera de meditar los oradores van girando, ya que para ellos  en el universo la tierra gira, lo mismo que los planetas y todo este giro es una creación divina, dicen que es correcto imitar lo que Dios a creado.
Es un poco difícil describir el ritual, pero en "De part…