DEJEMOS QUE LA ALEGRIA SEA NUESTRA GUIA


El verdadero poder creativo, realmente manifestando creaciones positivas en nuestra vida, siempre sucede desde un estado de simplicidad y holgura. Es precisamente cuando nos sentimos totalmente relajados y divinamente despreocupados acerca de las cosas, sin forzarnos a hacer o ser nada, que nosotros atraemos los cambios más positivos a nuestras vidas. Si nosotros simplemente acariciamos nuestros sueños y deseos, y luego los soltáramos, y dejáramos que las cosas sigan su curso, nuestra confianza los traerá hacia nosotros. Nosotros ni siquiera esperemos que sucedan, ya que estaremos muy ocupados disfrutando de nosotros mismos en el presente. La vida es exquisita mente simple.

La esencia de la creación es la alegría. Dios no nos creó por un propósito serio y pesado. El nos creó por la alegría y el placer de la exploración. El quería descubrir la vida a través de nosotros. Todos somos la expresión del amor y la alegría creativa de Dios, y es por eso que se nos permite experimentar eso, cada momento del día. Yo los invito a que nos re-conectemos  a este flujo original de energía, la alegría de la creación de Dios, el cual fluye a través de cada uno de nosotros.

Nosotros tendemos a hacer la vida demasiado pesada y seria. Imaginemos que  no estamos aquí para alcanzar una meta, sino simplemente para ser nosotros mismos, incluyendo las partes nuestras que se sentimos oscuras, vacilantes o atascadas. Sí, esas partes también son bienvenidas, son parte de esta experiencia, la experiencia completa de la dualidad en todos sus aspectos. Confiemos en que esto nos conduce hacia algo hermoso, algo mágico, hacia un nuevo mundo. Siempre estamos en movimiento y transformándonos. No hay un propósito fijo, un destino final. Estamos constantemente en el  camino. Ahora disfrutemos estar en el camino, disfrutemos las corrientes cambiantes de la vida, y esa carga pesada se nos quitará.

La espiritualidad está toda relacionada con la simplicidad y la facilidad. Se trata de sentir como un niño puede sentir, no pensar en el mañana, sino simplemente disfrutar el presente y hacer cualquier cosa que uno tenga ganas de hacer.



Dios solo nos pide que confiemos en este mensaje y que tengamos fe en la benevolencia de la vida y en la alegría que fluye a través de cada ser vivo. Echemos una mirada a la naturaleza. Los animales, las plantas y las flores están todos inherentemente ajustados a la expresión de la belleza y la armonía. Ellos no dudan de ellos mismos. Ellos se valoran de un modo perfecta mente natural y pacífico. Conectemonos a esa energía natural de validación y sepamos que nosotros estamos contenidos dentro de esa misma red de vida. Nosotros estamos a salvo. Dios está justo aquí con nosotros, y nunca se irá de nuestro lado. Confiemos en la magia de la vida, la cual no es nada más que el flujo divino de nuestra propia alma, ¡y disfrutemos!


Frase de la Semana:

"No hay que esperar a que las cosas pasen, hay que hacer que sucedan"
Autor: Nancy Martinez P.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS