¿CUAL ES MI PERSPECTIVA DE LA VIDA?



Entonces Luis, cuando en tus oraciones me pedias, Jesús: muéstrame el camino, cuál es el propósito de mi vida, repetiste en un momento una y otra vez en tu mente que la vida sin mí “Dios”, sin el amor carece de sentido, y empezaste a repetirla una y otra vez, hasta que te quedaste dormido, así te mostré mi Luz “La luz de Dios”. Quizás has sentido confusión en cuanto al propósito en tu vida. Felicidades, estas a punto de entrar en la Luz…. Así terminaba mi conversación con Dios en el artículo del Blog de la semana pasada; sé que no puedo pasar tan a la ligera con el tema que empecé en esta conversación, es por lo que hoy quiero preguntarte, ¿A qué te refieres Dios cuando me expresas que quizás he sentido confusión en cuanto al propósito de mi vida?

Muy simple, si pregunto “¿Cómo definen su vida?”, te darás cuenta que hay tantas respuestas diferentes, como a tantas personas se les pregunte. Algunos dirían que la vida es un circo, una actuación, una montaña rusa, un rompecabezas, una competición, un viaje, un baile, una ruleta, otros dirán que un carrusel o un juego de cartas, etc. Ahora, sé que si pregunto qué dibujen un cuadro de la vida de cada uno, algunos expresarían a menudo la perspectiva de sus vidas de acuerdo a la forma de vestir, a sus recursos, a su religión, a sus profesiones, a las joyas, los automóviles, tatuajes, peinados, etc.; estas expectativas determinaran sus valores, relaciones y metas; ejemplo si creen que la vida es una parranda, entonces el valor primordial será pasarla bien. Ahora Luis, te pregunto a ti, como ¿Dibujas un cuadro de tu vida?, ¿Qué expresarías?

Sabes, Dios. Inmediatamente cuando pienso en la pregunta, recordé un ejercicio que hice hace algún tiempo, con una gran amigo y maestro que tú ya conoces, que me invito a que escribiera una lectura que incluyera las siguientes cinco palabras: Lago, Bosque, Camino, Muro y Llave. Mi lectura fue la siguiente:

Al pensar las anteriores cinco palabras, me remonto a mi época de cuando tenía más o menos veintitrés años, recuerdo un paseo de toda la familia a la represa del Peñol. Estando en el pueblo de Guatape mi cuñado Carlos sugirió a la familia que nos desplazáramos hasta el vertedero de la represa; el recorrido de más o menos unos veinte minutos en carro me permitió observar la vegetación a los lados del camino, bosques de pinos, árboles frondosos, era tener todo el verde en todos los diferentes tonos para que mi vista se recreara, además de los colores era el olor de la naturaleza que me envolvía, pero aún faltaba mucho más por ver; y fue el lugar donde estaba el vertedero de la represa del Peñol, un lugar tranquilo; un lugar que tenía todos los elementos de la naturaleza, lugar que aunque ya había sido tocado por el hombre era hermoso, un gran lago (El embalse), su quietud, su transparencia, el cielo reflejado en él; se sentía en este lugar una soledad que lo envolvía todo en una forma armónica que me agradaba. Allí un camino que separaba el lago del rio, donde finalmente se vierte nuevamente el agua a su cauce original. Pero este camino a sus lados estaba formado por grandes muros; muros construidos por el hombre con el propósito de formar la represa, me parecían que complementaban el paisaje dado que podían contener el agua del embalse, pero a la vez permitían que sus excesos llegaran al rio (Con solo abrir una llave) en una forma tranquila y planeada.

Estando Yo mirando este paisaje recuerdo ver a un lado el embalse; al otro el rio con su recorrido natural (construido con la paciencia y la sabiduría que solo la naturaleza puede hacerlo), en el centro el camino que separaba pero a la vez integraba estos dos escenarios. Pero me impacto aún mas ver que este camino terminaba en el bosque nuevamente, y esto aún más me enamoraba de este lugar - ¡Tu sabes por que!.

Ahora, si pienso como dibujaría el cuadro de mi vida; lo dibujaría hoy con el paisaje que anteriormente te describo; Hoy se cuál es el significado del mismo, gracias a la explicación del maestro y gran amigo que permitiste Dios, llegara a mi vida.

Así, es Luis, entonces hoy complementare a lo que aprendiste en su momento, con lo siguiente: que es la vida desde mi perspectiva. La vida es una “Prueba, un Fideicomiso y una asignación temporal”, veamos porque:

- La vida es una prueba: El carácter se desarrolla por medio de las pruebas, siempre serás probado. Yo –El amor- observo constantemente como reaccionas con la gente, los problemas, los éxitos, los conflictos, la enfermedad, la fidelidad, la infidelidad, los secretos, con tu cuerpo, la muerte, incluso con el tiempo. El amor está pendiente de las cosas incluso más simples, cuando recoges una basura del piso, cuando eres cortes con alguien, cuando no juzgas etc. Siempre serás probado, incluso hay una prueba muy importante que consiste en ver como actúas cuando no puedes sentir la presencia sin mí -Dios- en tu vida (Referencio aquí a que investiguen un término que acuño San Juan de la Cruz “La noche oscura del alma”).

Cuando te das cuenta que la vida es una prueba, te das cuenta que nada es insignificante para ti, aún los percances más pequeños tienen un significado importante para formar tu carácter.

- La vida es un fideicomiso: Tu tiempo en la tierra, tu ímpetu, inteligencia, oportunidades, relaciones y recursos son todos dones míos. Dones que te he confiado para cuidar y administrar. Sois mayordomo de todo lo que te doy, este concepto de mayordomía comienza cuando reconoces que Yo –Dios- soy dueño de todas las cosas. Lo importante es que llegues a disfrutar lo que te doy por el tiempo que estés en la tierra. Jesús mi hijo amado, muchas veces se refirió al encargo que les he entregado y narro muchas historias para ilustrarlo, como el relato de los talentos, así también expreso “A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho, y al que se le ha confiado mucho, se le pedirá aún más. La vida es un encargo y cuanto más te doy, más responsable espero que seas.

- La vida es una asignación temporal: La vida terrena es temporal, transitoria. Para hacer buen uso de la vida nunca debes olvidar dos verdades: Primero, la vida comparada con la eternidad es extremadamente breve, y Segundo: La tierra es tan solo una residencia temporal.

En comparación con otros siglos, nunca ha sido tan fácil vivir como se vive hoy en el mundo occidental. Actualmente son bombardeados con toda clase te entretenimientos, tecnología, y toda clase de cosas nuevas para explorar nuevas experiencias, en fácil olvidar que la vida no consiste en la búsqueda de la felicidad. Solo cuando reconoces que la vida es una prueba, un fideicomiso y una asignación temporal, te estas preparando para algo mejor. Para evitar que te aferres demasiado a las cosas terrenales, permito –Dios- que experimentes algún grado de incomodidad y tristeza en tu vida, para que recuerdes que la tierra no es tu hogar final, te cree para algo mucho mejor.

Al darte cuenta que la vida en la tierra en solo una misión temporal, pienso que es muy importante que te cuestiones radicalmente tus valores. Los valores eternos, no los temporales. Deben ser valores determinantes que influyan en tus decisiones. Así es que te fijas en lo que es invisible que es lo eterno “EL AMOR”, ya que lo visible es pasajero.

Gracias te doy Dios por este artículo; Gracias por mostrarme tu perspectiva de la vida, gracias por permitirme concluir como al reconocer que la vida es una prueba, un encargo y que es temporal permite obtener un premio: el de la madurez, el de la templanza. Finalmente quería recordar que Soy, con todo lo que ello supone, y con lo que mes has enseñado hoy me es más sencillo seguir siendo.



Frase de la Semana:

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.
Leonardo Da Vinci (1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.
1 comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS