UN NUEVO NIVEL DE CONCIENCIA

¿Qué podemos esperar cuando asumimos el rol de creadores de nuestras vidas?; en lo que he podido observar hasta el momento, es que por mucho que nos esforcemos siempre queda algo por fuera, siempre queda algo pendiente que no nos permite culminar lo planeado con la absoluta convicción que lo alcanzado era lo que finalmente queríamos. Y es que en el camino de construcción o de remodelación nuestras vidas así como un arquitecto, un maestro de obra o simples aficionados siempre empezamos a ajustar, cambiar o adicionar a la obra inicial una cantidad de “Ya Que” que hacen que todo se prolongue mucho más a lo inicialmente previsto y que parece no tener fin.

Pero que es lo que verdaderamente nos afanamos por encontrar o modelar en nuestras vidas; pienso que es nuestra necesidad por volver a una época de remembranza con nuestra fuente original “Si mismo” lo que nos lleva a pensar que siempre hay algo mejor para nosotros; unos recrean una vida profesional de éxito; otros buscan una situación económica que les permita tener; otros crean grandes objetos que les permitan que los recuerden, otros se dedican a la política (estos ya son de palabras mayores y más en estos tiempos de elecciones), otros a tener una descendencia para perpetuarse en el tiempo o algunos se dedican a la búsqueda relaciones basadas en cuentos de hadas, princesas y príncipes azules.

Paralelamente en nuestro tiempo está naciendo una nueva “CONCIENCIA” que ha permitido que una gran cantidad de personas entren a una nueva etapa en sus vidas. Este nuevo nivel de conciencia está evolucionando sobre la Tierra e incita a la oscuridad a salir de su lugar oculto, trae a la superficie mucho de lo viejo y corrompido, para que todos lo veamos. Lo anterior aparece tan contradictorio en sus manifestaciones, puesto que aunque la conciencia crece, parece todo ponerse más oscuro antes de que la Luz gane una posición firme y verdaderamente brille en el mundo.

Lo anterior es una de las razones por la que sentimos muchas veces una gran confusión. En nuestra vida diaria nos enfrentamos constantemente a pensamientos negativos y emociones acerca de nosotros mismos que nos hacen preguntarnos: Podemos realmente estar anclados en este lugar llamado Tierra, ¿estamos realmente en casa?, ¿Cumplimos verdaderamente nuestra misión? ¿Tenemos claro cuál es nuestro propósito en la vida?

En estos momentos de confusión cuando nos sentimos verdaderamente desafiados por el miedo, la desesperación o la tristeza es cuando nosotros somos capaces de cumplir nuestra misión, porque es justo en estos momentos cuando la luz más brilla y es cuando nuestro nivel de conciencia más se desarrolla. Al llevar la luz a nuestra propia oscuridad interior, con amor y compasión, estamos mostrando un ejemplo de trabajo que se irradia hacia afuera, hacia los demás y los alienta a ellos de igual forma a iluminarse.

Hoy veinte de abril fue un día de gran reflexión, pude compartir con grandes amigos discusiones que me permitieron concluir como la nueva conciencia “Luz” que está naciendo no es por nuestra gran capacidad de creación, sino por nuestra rendición a la energía cristica que Jesús nos dio y enseño. Cuando nos rendimos ante el gran creador “AMOR” somos capaces de reconocer la luz en nuestro interior; es así como podemos canalizar esta luz dentro de nuestra existencia humana, y así también es como esta luz la podemos extender hacia nuestra parte más oscura donde podemos dedicarle tiempo y espacio para la auto sanación.

¿Pero cómo auto-sanarnos? Hagamos todo lo que nos ayude y nos conforte, ya sea buscar asesoramiento espiritual, meditar, leer libros, escribir, pintar, dibujar, salir a caminar, darnos una gran ducha, o prepararnos una rica comida. Nutrámonos tanto a nivel espiritual como a nivel humano. Permanezcamos enfocados y tomémonos nuestro tiempo. Así es como ocurre la auto-sanación. Así es como nosotros podemos encarnan la luz y logramos hacer lo que vinimos a hacer a esta vida, es nuestra misión, puesto que ¡Todo se trata de nosotros!

Entreguémonos a Dios, y en nuestras oraciones e intenciones terminemos siempre estas con actos de completa sumisión al gran creador de todo los visible e invisible, una de las formas podría ser la siguiente (Parte final de una oración “Al corazón de Jesús” que en lo particular me reconforta en los momentos difíciles):

“Sin embargo... dejo en tus manos mi petición, sabiendo que Tú sabes las cosas mejor que yo; y que, si no me concedes esta gracia que te pido, sí me darás en cambio otra que mucho necesita mi alma; y me concederás mirar las cosas, mi situación, mis problemas, mi vida entera, desde otro ángulo, con más espíritu de fe. Cualquiera que sea tu decisión, nunca dejaré de amarte, adorarte y servirte, oh buen Jesús.
Acepta este acto mío de perfecta adoración y sumisión a lo que decrete tu Corazón misericordioso. Amén.


Frase de la Semana:


…Mi máximo respeto y mi máxima admiración a todos los ingenieros, especialmente al mayor de todos ellos: Dios”
Edison (1847- 1931), el inventor más fecundo, 1200 patentes:
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS