UN AMOR LLENO DE AMOR

La noche ha caído, una cruel sombra crece, llenando de temor y desesperanza todo aquello que toca. En el reino de Mordor el Señor Oscuro se prepara para resurgir y apoderarse de la tierra media de una vez por todas mientras hunde el corazón de sus habitantes en la más espantosa oscuridad.

Sin embargo, no todo es a pedir de boca para sus ruines fines, pues la voluntad de los hombres es grande aun, y para doblegarla es necesario que el Señor de Mordor se haga nuevamente del arma que le fue arrebatada, del instrumento que es capaz de doblegar al más puro corazón. Por eso ha liberado a sus nueve vasallos, quienes disfrazados como jinetes negros y montados en bestias infernales recorren la Tierra Media con una única misión, encontrar la poderosa arma de su amo y destruir a su portador... Frodo Bolsón.

Pero no todo está perdido para el pequeño Hobbit, aún existe esperanza en el mundo, aún existe valor entre las razas, hombres, elfos y enanos escogerán a sus mejores guerreros para acompañarlo y ayudarlo con su pesada carga. Ellos brindaran arcos, espadas y hachas pero sobre todo corazón, para apoyarlo en una esta empresa llena de sacrificios. Este pequeño resumen me ayuda a presentar a la que es quizás la saga de fantasía más importante de todos los tiempos El señor de los anillos.

Amor, Valor, Honestidad, Amistad y Compasión son solo algunos de los valores de los cuales esta bella obra cuenta, y que hoy enlaza perfectamente con el tema que quiero plasmar en este blog, como una dedicatoria a todas aquellas personas que se han aventurado a viajar más allá en el mundo de la literatura, a todos aquellos que se han atrevido a buscar en lo más profundo de su Ser y en su largo peregrinar han encontrado refugio en distantes y apasionados mundos llenos magia y fantasía; en los que hombres, enanos, elfos, Sabios, Sacerdotisas y otros muy importantes, que si los analizamos detenidamente nos daríamos cuenta que son los mismos arquetipos de los que nos habló C. Jung.

No basta decir que este sendero de maravillas solo es para unos cuantos, porque solo unos pocos se atreven a iniciar el camino por este sendero en donde el valor, la lealtad y el amor se ponen a prueba la vida misma.

Así como el personaje Frodo estuvo siempre acompañado un gran maestro “Gandalf”, tuve la fortuna de ver y estudiar esta trilogía del Señor de los anillos en compañía de un gran maestro y amigo, pues así lo quiso y dispuso Dios. Recuerdo hoy entonces dentro de tantas de las discusiones que surgieron en su momento en torno de la película, como finalmente el protagonista “Sam” logra integrar todos sus arquetipos, logra la unidad. Unidad que logra en su Ser cuando la oscuridad finalmente se rinde a la Luz “Amor”.

Fácil es sumergirse en los laberintos de la oscuridad; recorrer sus caminos con total conciencia  es lo que se hace difícil, más cuando estamos en los momentos de la nubosidad donde nuestros sentidos se entregan con toda docilidad de los deseos de nuestra sombra. El EGO entregado y aparentemente disfrutando nos presenta un cuadro de la realidad altamente selectivo, ya que el modo de ver del EGO es prejuiciado hacia sus propias necesidades y miedos.

Nuestra misión consiste entonces en poder llevar luz a la oscuridad; posibilidad que tenemos de hacerlo solo cuando nos sumergimos en los lugares oscuros de nuestro ser, mundos que solo cada uno de nosotros sabemos y reconocemos sus aspectos, así como el modo de llegar allí.

Imaginémonos en una cueva en la que el objetivo es avanzar en total oscuridad, sería muy difícil lograr el propósito saliendo ilesos, pero no imposible. Ya que podemos lograr lo anterior cuando somos capaces de “llevar luz” a la oscuridad con nuestro valor.

Valor que obtenemos cuando realmente nos reconocemos como hijos de Dios, y entendemos que todo lo hacemos por Él, por nuestro creador, nuestro Padre. Así, se nos permite experimentar un AMOR LLENO DE AMOR, y lo vemos en nosotros cuando nos amamos y aceptamos tal como somos, logrando expresar entonces con toda convicción “Yo Soy”; y aceptamos y amamos entonces a nuestro hermano tal y como es. No queremos cambiar nada, no queremos cambiar a nadie, ni juzgar, pues sabemos que no nos corresponde.

Finalmente me referiré a Gandalf, el gran maestro; quien me enseña que para derrotar al terror dentro de nosotros es indispensable convocar al amor, ya que la sabiduría es una condición necesaria pero no suficiente. Esto queda muy claro, si bien Gandalf ha podido enfrentarse exitosamente con el poderoso “lado oscuro de la Fuerza” en su aspecto más arcaico y primitivo “Balrog”, no logra derrotar al Rey Espectro. Lo que sí logra Gandalf el Blanco, ya habiendo integrado al Balrog, logra impedir que el Rey Espectro y su monstruo entren en la ciudadela, pero no logra derrotar el terror. Ya hemos visto que para derrotar al mal en su forma de máximo terror, se necesita del principio femenino actuado por un ser humano, (Eowyn), llevado por un amor humano hacia un ser humano específico (como en el caso de Eowyn y su tío Theoden).

Amor humano hacia otro ser humano, que quiero agradecerte hoy Dios por haber permitido que llegara a mi vida. Gracias a ti  , gracias por permitirme experimentar en ti el amor como una extensión de Dios, UN AMOR LLENO DE AMOR.  (D)

Frase de la Semana


El amor de Dios y el amor al prójimo son dos hojas de una puerta que sólo pueden abrirse y cerrarse juntas.

Sören Kierkegaard (1813 -1855), filósofo y teólogo Danés.
1 comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS