LO MEJOR DEL ALMA PURA


Un Soldado a casa regreso y un niño enfermo se curó, y hoy no hay trabajo en el bosque de la lluvia. El desamparado se salvo por causa de una buena acción y hoy nadie lo repudia ¡Aleluya!

Un ateo que consiguió creer, y un hambriento tiene hoy de comer, y hoy donaron a una buena causa una fortuna, Que la guerra pronto se acabara, y en el mundo al fin reinara la paz, que no habrá miseria alguna ¡Aleluya!

Porque el amor solo sea el AMOR; que no gobierne la corrupción, si no lo bueno y lo mejor del Alma Pura. Porque Dios nos proteja de una mal final, porque un día pódanos estar mental, por que acaben con tanta furia ¡Aleluya!

La anterior es la letra de la canción “Aleluya” de II Divo, que presento como introducción al tema de esta semana y del que la que me sirvo para dar vida y titulo a este articulo “Lo Mejor del Alma Pura”; hablemos entonces del alma. Pero que es el alma? Para contestar esta pregunta diríamos que el alma es el ancla no física, psicológica de la experiencia. Ésta lleva la experiencia. El alma se desarrolla a través del tiempo y lentamente llega a ser una piedra de belleza de muchas caras, cada cara reflejando un tipo diferente de experiencia y el conocimiento basado en ella.

El alma forma parte de la dualidad. Ella es afectada y transformada por su experiencia en la dualidad. El alma puede estar traumatizada por ciertas experiencias y por lo tanto puede permanecer en un lugar de oscuridad por algún tiempo. El alma está continuamente evolucionando y ganando conocimiento de la dualidad inherente a la vida en la tierra.

Es del conocimiento que alcanzamos gracias a las experiencias que desarrollamos en el mundo de la dualidad. En un primer plano, esta experiencia es personal, cada uno experimentamos de acuerdo a lo que requerimos, a lo que vinimos a aprender: La riqueza o la pobreza, la salud o la enfermedad, el amor o el miedo, el perdón o el odio, el deseo o el desapego, errar (el pecado) o dar en el blanco (la gracia), etc. Todo se nos permite, más aún todo está preparado para que podamos experimentar todo, de esto se trata. Ahora, cuando logramos la experiencia, cualquiera sea la que elijamos vivir en un determinado momento, lo único que nos queda es lo que sentimos; surge así dos estados de la misma dualidad de la relación causa y efecto que son la felicidad o la culpa.

Ahora, si las emociones que surgen en la experiencia “Felicidad y Culpa” las pudiéramos ver simultáneamente como una unidad sin aversión y sin apegos trascenderíamos el mundo de la dualidad (Como ejemplo de que es posible, recordemos el ejercicio de ilusiones ópticas caras y copas, si nos esforzamos podríamos ver las dos imágenes simultáneamente). Gradualmente, al foco de nuestra conciencia le permitimos que se mueva de la dualidad a la unidad. Así el alma se re orienta a sí misma, descubriendo que eventualmente, es conducida al silencio más que a los pensamientos y las emociones.

Por silencio quiero decir: estar completamente centrado y presente. El alma descubre así al espíritu, y se rinde ante él. El espíritu es puro Ser, pura conciencia. Está tanto en la Oscuridad como en la Luz. Es la Unidad sujetando toda la dualidad. Cuando nosotros hemos llegado a la etapa logramos la transformación del ego al corazón, nos conectamos con el Espíritu. Nosotros nos conectamos con nuestra Divinidad.

Estar conectado con nuestra divinidad, es estar conectados con Dios, con la parte que el permite que este dentro de nosotros, la que nos permite estar fuera de la dualidad mientras se está completamente presente y centrado. En este estado, nuestra conciencia está llena de un éxtasis profundo pero tranquilo; una mezcla de paz y alegría. Nos damos cuenta de que no somos dependientes de nada que esté fuera de nosotros. Somos libres. Estamos completamente en el mundo pero no somos del mundo.

Cuando estamos en el mundo, sir ser de él, entendemos que aunque nuestra experiencia es muy importante, es solo una parte muy, muy, muy pequeña (Pero muy importante, recordemos). Ya que mi experiencia se suma a tu experiencia, a la experiencia de cada ser en la tierra, así, podemos entender que lo que decidamos en un momento vivir, incluso estados de la dualidad de la oscuridad como el miedo, la envidia, la vanidad, el deseo, son solo una parte de la dualidad, que cuando decidimos dar una paso, todo cambia. Cambio que nos permite si decidimos en experiencias de amor.

Qué tal si cada vez una mayor numero de personas, entendemos y ponemos en práctica lo anterior, entendiendo que no somos el todo (en forma individual), sino una parte de una gran universalidad, de un gran plan, creado por el AMOR. Pasaríamos a propósitos ya no individuales sino más colectivos. 

Y que tal si en la selección de las experiencias de Luz que decidamos vivir nuestro propósito sea el mismo; te imaginas cada ser como parte de un todo viviendo experiencias de amor, tal vez leeríamos el siguiente texto bíblico y sabríamos que Jesús nos está diciendo: Gracias: “Porque yo tuve hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me abrigaste, enfermo y me curaste, sin techo y me alojaste en tu casa. Por cuanto lo hiciste con cada uno de estos más débiles, lo hiciste conmigo” …… Gracias por sacar “Lo mejor del Alma Pura”, aleluya, aleluya…. Aleluya.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS