¿ES POSIBLE VIAJAR AL PASADO?


Para este post tomo como parte introductoria la siguiente frase  que encuentre en el libro el Aleph de Paulo Coelho “No es fácil, ni importante volver al pasado y reabrir las cicatrices de allí”. Aunque podemos decir, que la única justificación para así hacerlo, es saber que ese conocimiento me va  a ayudar a entender mejor el presente.

Preguntémonos entonces sobre la posibilidad de realizar un viaje en el tiempo y regresar al pasado, y pretender cambiar algo de este ¿es posible? Esta pregunta ha sido estudiada por un gran número de físicos y planteada por grandes escritores y cineastas. A la posibilidad de cambio de un hecho en el pasado la han llamado la paradoja del tiempo.

La paradoja del viaje en el tiempo, o también llamada paradoja del abuelo, se cree fue expresada por primera vez por el escritor francés de ciencia ficción René Barjavel en su novela Le voyageur imprudent (El viajero imprudente, 1943). Pero el concepto ya había sido mencionado previamente por el escritor estadounidense Mark Twain en su novela póstuma El Forastero Misterioso (publicada en 1916).

Se parte del supuesto que una persona realiza un viaje a través del tiempo y mata a los  padres biológicos de su padre y de su madre (abuelos del viajero), antes de que estos conozcan a las abuelas del viajero y puedan concebir. Entonces, el padre y la madre del viajero (y por extensión, este) nunca habrán sido concebidos, de tal manera que no habrá podido viajar en el tiempo; al no viajar al pasado, su abuelo paterno y materno entonces no son asesinados, por lo que el hipotético viajero sí es concebido; entonces sí puede viajar al pasado y asesinar a sus abuelos, pero no sería concebido, y así indefinidamente.

En la película de 2002 basada en la novela “La máquina del tiempo”, de H. G. Wells se sugiere que los actos que ocurren en el universo son inevitables y suceden en todas sus líneas temporales. Así, la mujer del protagonista muere de muchas maneras diferentes en cada uno de los viajes al pasado de éste, la explicación es qué, de haber evitado su muerte, nunca habría tenido un motivo para construir una máquina del tiempo, por lo que no la podría salvar, y entonces construiría la máquina para salvarla, pero al salvarla no la habría construido, etcétera, por lo que su mujer debe morir para no crear una paradoja similar a la del abuelo. Esta paradoja ha sido usada para argumentar que el viaje hacia atrás en el tiempo debe ser imposible.

Si algún día se resuelven los problemas de ingeniería implicados en su construcción, la fabricación de una máquina del tiempo arrojará numerosas paradojas, como las ya mencionadas. La paradoja surge porque el estado actual del mundo está determinado por sus estados anteriores, de manera que cambiar uno de estos estados propaga incontroladamente efectos hacia el estado actual. El viajero del tiempo debería conformarse únicamente con formar parte del pasado, sin intentar cambiarlo. Las cosas que ocurrieron, ocurrieron una vez y para siempre.

Lo anterior me recuerda el comentario que una persona muy especial dejo en este blog “Este articulo nos regala algo muy claro, el presente existe y podemos  morar allí. Si salimos a ‘pasear’ al pasado o al futuro, corremos peligro. Si hay que hacerlo conviene ‘atarnos’, simbólicamente, una cuerda, que nos devuelva a la gracia presente, inmediatamente haya cumplido su misión el viaje por esos lugares menos luminosos”. Viajes que reitero solo se justifican emprender  para que nos ayuden a entender mejor el presente ya que como sabemos es el lugar donde podemos y debemos morar.
6 comentarios

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS

AUTOESTIMA, LA ACEPTACION HACE LA DIFERENCIA