PARA EL AÑO QUE COMIENZA


Acto, su definición en filosofía; según Aristóteles, quien acuño el concepto nos dice que acto es lo que hace ser a lo que es. Y es ese hacer a lo que es, lo que planteo para este año que comienza como el principal propósito de mi vida. Muchas veces he escrito en este blog que solo cada uno somos responsables de lo que somos hasta ahora, y que el resultado alcanzado puede ser cambiado cuando no estorbamos, cuando nos entregamos para que el  AMOR obre en nosotros con propósitos superiores.


Mis deseos y apegos también he dicho en este blog solo me alejan de la posibilidad de ser uno con la unidad, de transformarme y así  encontrar el camino hacia una verdadera felicidad; pero que es la verdadera felicidad. Para entenderlo mejor tomo unas palabras de Demócrito, filosofo que vivió en el siglo IV antes de Cristo, y son estas las siguientes: “Según Demócrito, la aspiración natural de todo individuo no es tanto el placer sino la tranquilidad de espíritu (eutimia); el placer debe elegirse y el dolor, evitarse, pero en la correcta discriminación de los placeres radica la verdadera felicidad”.


Es decir que de discriminar los placeres que a la larga producen dolor, podemos alcanzar nuestra mayor aspiración “La tranquilidad de espiritual”. Un camino de elección, que empezare a recorrer en este año que comienza “2012" como principal proposito, ¿como?, rendiendome al amor, en un gran  acto de Fe, permitiendo que Él, el AMOR, si es su voluntad, pueda obrar en mi, y logre librarme de los apegos que me mantienen es un estado de bisagra, es decir de avance y retroceso.  


Eliezer Wiesel escritor húngaro de nacionalidad rumana quien fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1986; conto alguna vez  la siguiente historia: Un gran rabino de Israel, llamado Shem Tov, cuando veía que los judíos estaban siendo maltratados, se iba al bosque, encendía un fuego sagrado y hacía un rezo especial, pidiendo a Dios que protegiese a su pueblo. Y Dios enviaba un milagro.


Más tarde, su discípulo Maggid de Mezritch, siguiendo los pasos del maestro, iba al mismo lugar del bosque y decía: "Maestro del Universo, yo no sé cómo encender el fuego sagrado, pero aún sé la plegaria especial, ¡escúchame, por favor! Y el milagro se producía.


Una generación se sucedió y el rabino Moshe Leib de Sasov, cuando veía las persecuciones de su pueblo, se iba al bosque diciendo, "Yo no sé encender el fuego sagrado, ni conozco la plegaria especial, pero aún me acuerdo del lugar. ¡Ayúdanos, Señor!" Y el Señor ayudaba.


Cincuenta años después, el rabino Israel de Rizhin, en su silla de ruedas, hablaba con Dios: "No sé encender el fuego sagrado, no conozco la oración y no consigo siquiera encontrar el lugar en el bosque. Todo lo que puedo hacer es contar esta historia, esperando que Dios me escuche". Y contar la historia fue suficiente para que el peligro se alejara.


Es así, como hoy me dirijo a Dios, sabiendo que no soy Judío, que no se encender el fuego sagrado, que no conozco la oración, ni sé del lugar,  y solo en días pasados apenas me entere de la anterior historia, en un acto de Fe que puede ser poca, para que permita que pueda limpiar todo el espacio que está en mi  mente y que estoy usando para obsesionarte con la persona con quien estoy o con cualquier otra persona  que aparece en  mi  vida, que pueda dejar esta espacio que utilizo en  vacío,  para que el universo podría hacer con este lo que bien sabe hacer, para que el AMOR entre allí, y estando Él, el AMOR lo  llene de más amor, como el que jamás he soñado tener. ¡Permíteme Dios que tenga este año 2.012, además de toda mi familia, amigos, personas que visitan este querido blog y las que no lo vistan  la capacidad para que algún día podamos amar a toda la humanidad, sin esperar nada, sin juzgar, tan solo amar y alcanzar la tan anhelada paz espiritual (7).
2 comentarios

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS