SOLO EXISTE EL AMOR



Hoy no puedo más que sorprenderme y agradecer al AMOR por este maravilloso regalo, “Mi vida”. Vida que se mueve como la de todos los seres humanos en el mundo de la dualidad; en la mundo de la experiencia en la quien bien se mueve mi ser, mi alma. Hablando de la experiencia, en días pasados en una conversación   con una compañera de trabajo  me decía que solo reconocía en la existencia de esta la del AMOR con mayúscula, que la oscuridad (miedo) no existía.  Pensamiento anterior que comparto plenamente, ya que lo que conocemos como oscuridad (miedo, desamor, odio, envidia, la venganza, etc.) no es la oscuridad, es la ausencia de la luz, la ausencia de amor. 


Cuando la experiencia, nos permite experimentar en nosotros o en alguien más (Proyectar con la afinidad)  el AMOR este es Él, hay lo podemos palpar; cuando por el contrario nos cruzamos en el camino con una parte nuestra que rechazamos o la de alguien más (Que proyectamos con nuestra adveración) este parte no es la oscuridad, el la ausencia que nos esta es pidiendo AMOR.
Todos nosotros  tenemos  una profunda añoranza de conectar con nuestra alma. Desafortunadamente en la sociedad en la que nos ha tocado vivir no se nos enseña cómo hacerlo. aún hay mucho miedo y negatividad en la sociedad (Ausencia de amor) y durante nuestra crianza, y es por eso que para muchos nuestra conciencia se nubla mientras crecemos. A menudo siendo un pequeño niño o niña aún podemos establecer contacto con la alegría y la inspiración de nuestra alma. Hoy tratemos de sentir a este pequeño niño/a en nuestro alrededor, démonos cuenta que aún está vivo. Pero también seamos conscientes de la nube de miedo y de ilusión que están envolviéndonos. Visualicémonos como una energía gris oscura. No tengamos miedo de mirarla. Es nuestra presencia y nuestro coraje lo que hace que se vaya.
Con frecuencia las personas tratan de escapar de su oscuridad interior. Tratan de buscar soluciones fuera de ellos. Buscan poder y reconocimiento en el mundo externo. Pero eso nunca les dará lo que buscan. Debemos de  atender nuestro vacío interior, nuestro miedo. No le tengamos miedo; realicemos el siguiente ejercicio: observémonos sosteniendo una antorcha de luz y ahora parémonos en el medio de esta nube de oscuridad. Si nos quedamos dentro de ella puede ser que podamos oír voces llorando. Estas voces nos pertenecen. Son partes nuestras que se sienten solas, desoladas. No veamos nuestra oscuridad o dolor interior como vuestro enemigo. Véanoslo  como un niño o niños que se han perdido y están atemorizados. Debemos volver hacia ellos y mirarlos a la cara. Sostengamos nuestra antorcha de luz. A hacer esto instantáneamente sentiremos un incremento de nuestro propio poder, de nuestra fuerza.
Lo anterior es lo que significa tomar responsabilidad por nosotros mismos. Si queremos  conectar con nuestra alma y escuchar su mensaje, también debemos enfrentar esta oscuridad interior. A manudo si las personas no quieren enfrentar su oscuridad interior, las cosas (las situaciones) que suceden en sus vidas se ven afectadas por una serie de crisis. Un accidente, una enfermedad, la pérdida de un ser querido. De hecho la vida los está invitando a observar la oscuridad interior. La vida siempre tiene el propósito de traer de vuelta a casa a nuestra alma. Pero eso no tiene que ser a través del sufrimiento o una crisis. Si tenemos el coraje de mirar directamente dentro de nuestra oscuridad, no tendremos que atraer crisis externas para que lo hagan. Esto es lo que significa seguir el camino espiritual; estemos preparados para mirar adentro, para escuchar la guía de nuestra alma, estemos listos para enfrentar todo lo que nos impide escuchar a nuestra alma.
Estemos presentes aquí en el ahora, caminemos por la senda, de este camino espiritual (Del AMOR). No seamos demasiado duros con nosotros mismos. Éste es un camino de altos y bajos. Aunque el camino interior pueda ser muy empinado y angosto, también se espera que haya momentos de alegría y de alivio. A medida que atravesemos nuestra oscuridad interior en cierto punto del camino  sentiremos la luz de nuestra alma. Luz que es lo único que existe, luz que al llevarla allí donde hay ausencia de esta (oscuridad) habremos encontrado el camino a casa, el camino del AMOR, hemos vuelto al corazón.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS