CUMPLIR EL OBJETIVO EN UNA SOLA VIDA




El objetivo de la ALQUIMIA era la transformación de la materia física, como símbolo de una transformación psicológica y espiritual.

La gran obra de la Alquimia no era ante todo la transformación del metal de baja ley en oro, si bien con frecuencia se comete la equivocación de pensar que este era el objetivo, lo que verdaderamente se buscaba era la profunda transformación del alma del iniciado en estas artes.

El Iniciado nunca debe olvidar que el poder sobre la materia y la energía es sólo una realidad secundaria, el autentico objetivo de las actividades del Iniciado, que posiblemente sea lo único que nos ha quedado de una ciencia muy antigua perteneciente a una civilización ya desaparecida, es la transformación del ser,  su entrada en un estado de conciencia más elevado, los resultados materiales son solo la garantía de la posibilidad de alcanzar un resultado final, el cual es la Espiritualidad.

El camino de la espiritualidad  ha sido trazado de múltiples formas por todas las religiones; estas en su totalidad convergen en un mismo punto y que es lo único verdaderamente importante el “AMOR”. Este AMOR que solo se puede escribir con mayúscula ya que transciende a las experiencias materiales a la que todos estamos expuestos, y surca en otros niveles mayores de conciencia.

Muy pocas personas verdaderamente llegan a los procesos de iluminación de su conciencia que hacen que todos podamos reconocerlos fácilmente, como por ejemplo la Madre Teresa de Calcula o  Gandhi. Este reconocimiento es lo que menos buscan estas personas. Su búsqueda canaliza toda su energía en servir al prójimo, y en este servicio donan su existencia a Dios, al  AMOR. Como una retribución natural a esta donación obtienen estos seres una conciencia cósmica “Shanti Nilaya” en este espacio temporal en que  nos movemos y que llamamos vida.

La palabra Shanti Nilaya la escuche esta semana por primera vez en un libro que termino de leer de Elisabeth Kubler Ross “La muerte un amanecer” y que significa el primer manantial de energía  de conciencia pura, que abre el puerto de paz que al final nos espera a todos después de atravesar nuestras  angustias, dolores y sufrimientos, después de haber aprendido a desembarazarnos de todos los dolores y ser lo que el Creador ha querido que seamos “Seres equilibrados, tanto en el campo físico, emocional, intelectual y espiritual”. Seres que han comprendido que el amor verdadero no es posesivo y no pone condiciones.

Si vivimos una vida de AMOR total estaremos sanos e intactos, y seremos capaces de cumplir en un sola vida las tareas y los fines que nos han sido asignados.


Finalmente en este articulo dejo esta frase de Elisabeth Kubler “Cada uno de nosotros podemos convertirnos en un monstruo nazi, pero de igual forma cada uno tenemos la oportunidad de llegar a ser la Madre Teresa de Calcuta”, comprender el significado de esto, es nuestro libre albedrio. La Madre Teresa de Calcuta es una de mis preferidas santas, que en vida recogió en la calle niños y adultos moribundos y hambrientos. La autora que me he referido anteriormente Elisabeth Kubler (1926 – 2004) tuvo una vida de servicio y de amor muy similar a la de la Madre Teresa de Calcuta. Así que invito a que lean a esta autora, como una gran maestra que la vida, el “AMOR” nos regala para nuestro auto crecimiento, hasta pronto y un abrazo para todos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS

AUTOESTIMA, LA ACEPTACION HACE LA DIFERENCIA