LA CRUZ DE TAU



Hay momentos que queremos conservar; hoy experimente uno se esos momentos mientras hacia ejercicio y escuchaba una parte de  la canción “Por Siempre Tu de Cristina Aguilera:  “No hay ningún amanecer,  que no me despierte sin saber que te soñé.  Soy por ti, muy feliz., en mi alma para siempre hay un sitio para ti. No importa dónde estés, tu AMOR  me encontrará, iluminando mi ser, mi oscuridad”.

La   parte de la canción a que me refiero anteriormente me recordó lo que me conto mi hermano Gabriel hace un buen  tiempo, de cómo  como se firmaba San Francisco de Asís y porque de esta firma; esta historia me transporto y pude verme  como la ovejita distraída, que no da en el blanco, me sentí estando atrás, muy, muy  atrás,  de ultimo, como la letra Tau, que utilizaba San Francisco,  la ultima letra que aparece en la biblia hebrea; pero por fortuna siempre en los cercos de Dios, y allí estaba acompañado por San Francisco que por mandato de Dios vigila que no me  me pierda, que no me aparte de Él, de Dios.

Así, que investigue sobre la letra Tau en internet, y quiero compartir en este querido blog lo que encontré, siendo esto lo siguiente:

La Tau corresponde a la última letra del alfabeto hebreo y a la decimonovena del alfabeto griego, símbolo utilizado en culturas como la Egipcia y por los  Persas, estos últimos  la utilizaron como símbolo del dios Mithras; para ellos, Mithra era el ángel de luz, o la luz celestial.  En la India también fue utilizada por los Aryos.

El santo egipcio San Antón fue quien primero  usó la Cruz de Tau como distintivo cristiano y por ello es llamada más propiamente como cruz de San Antón. Con color azul sobre el pecho de un hábito negro, era el uniforme distintivo de los miembros de la Orden de San Antonio.

En la actualidad la Cruz de Tau es un símbolo empleado por la Orden franciscana. Su uso en se remonta al mismo Francisco de Asís, quien la usaba como su firma y sello personal. Durante la época de Francisco y a partir del IV Concilio de Letrán, convocado por el Papa Inocencio III, la Tau era un símbolo muy utilizado por la Iglesia Católica en general, como signo de conversión y señal de la cruz.

En la biblia la Cruz de Tau se le relacionaba con el libro de Ezequiel (9,3-6), en el cual Yahveh mandaba a su enviado a marcar con una Tau en la frente a los justos de Jerusalén, mientras que en el libro del Apocalipsis (7, 2-4), se asocia a la Tau como el símbolo que tienen en la frente los siervos y salvos de Dios.

Otros pasajes bíblicos hacen referencia a la Tau, por ejemplo era el símbolo con el que los israelitas marcaban los dinteles de sus puertas en la celebración de la Pascua y representa a la vara que Moisés convirtió en serpiente.

San Francisco de Asís,  amaba y veneraba la Tau "porque representa la cruz y significa una verdadera penitencia". Al comienzo de cualquier actividad se santiguaba con dicha señal, la prefería a cualquier otro signo y la pintaba en las paredes de las celdas.

En sus conversaciones y predicaciones la recomendaba a menudo, y la dibujaba a modo de firma en todas sus cartas y escritos, "como si toda su preocupación fuese grabar el signo de la tau, según el dicho profético, sobre las frentes de los hombres que gimen y se lloran, convertidos de veras a Cristo Jesús".

Entre los manuscritos autógrafos de Francisco en que firma con la "Tau" se encuentra su célebre "Bendición a fray León", reliquia que se conserva en la Basílica de San Francisco de Asís.

Por tanto, lo que hizo el santo de Asís fue asimilar un signo ya existente, que encajaba bien con su espiritualidad e ideales, basados en la contemplación e imitación de Cristo pobre y crucificado.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS

AUTOESTIMA, LA ACEPTACION HACE LA DIFERENCIA