ANILLOS DE PODER




Hay una escena en el Señor de los Anillos en la que Bilbo Bolsón deja el anillo en manos de Galdalf,  éste  antes de recibirlo le  advierte “Hay muchos anillos mágicos en el mundo, pero ninguno de estos debe de usarse a la ligera”. Creo que en el camino espiritual, cuando avanzas y alcanzas nuevos logros,  vas recibiendo una anillos simbólicos tal como  los  recibirías en una graduación importante. Estos  anillos que recibes son mágicos, pero hay uno en especial que no sabemos que existe, pero esta éste esperando por cada uno de nosotros.

Cuando te encuentras   con  el anillo de poder personal, una vez lo tienes en tus manos, sabes que te fue dado, y que el dador es Dios. Fue la experiencia, la búsqueda espiritual y principalmente la fe la que permitió que te fuera entregado. El poder que reside en el anillo que recibes,  tiene tal belleza y sabiduría que te permite   comprender gran parte de los que es el AMOR. Éste AMOR que reside en el anillo de poder,  se manifiesta con  fuerzas muy poderosas que difícilmente podemos comprender,  por ende debemos devolverlo a su portador natural, es decir a Dios, de ahí las palabras de Galdalf  “Ningún anillo de poder debe ser usado a la ligera”.

En el poco tiempo que permanece con nosotros el anillo (simbólico) mágico por gran fortuna se nos permite  vivir en el  “Presente” con toda su sencillez y belleza. Nuestro trabajo ahora es permanecer allí. Trabajo, en el que no estamos solos, como brújula se nos obsequia además la comprensión de saber que es la voluntad de Dios la que guiara de ahora en adelante el camino, así no hay perdida, y  para comunicarnos con Él, tenemos la herramienta perfecta, la oración.

Dos referencias que en mi experiencia fueron valiosas, primero: te recomiendo leer el libro, Las mariposas vuelan Libres, de Stephen Davis. y como segundo:  En la búsqueda de la madurez espiritual pienso que nos puede ayudar unas palabras de la Escritura, donde nos animan a la libertad y a la confianza en la propia experiencia religiosa: En el  profeta Jeremías y en la carta a los Hebreos se dice de una nueva alianza “Esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días: pondré mi ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Ya no tendrán que adoctrinar uno a su prójimo, y  el otro a su hermano,  pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande cuando perdone su culpa, y de su pecado no volveré a acordarme” (Jeremías. 31, 33-34; Hebreos. 8, 10-12).
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL AVE FÉNIX, EL RENACER ESPIRITUAL

¿QUIÉN ES EL HOMBRE PARA DIOS?

SOMOS SERES DE PURA ENERGIA

LA ENERGIA MASCULINA Y FEMENINA

¿COMO CONOCER MÍ SER INTERIOR?

HACIENDOME CARGO DE MI MISMO

VIVIR DESDE EL CORAZON "ETERNO PRESENTE"

EL MUNDO, UNA IMAGEN DE DIOS